Archivo de la etiqueta: Apostillas de un Apostata

El Wagul dorado de Balbak

IMG_3945

“EL WAGUL DORADO DE BALBAK”
Texto: Gerónimo Pizzanelli.
Interpretación gráfica: Natalia Núñez.

“El Wagul dorado de Balbak es una criatura extraña de cuerpo sinuoso, zigzagueante, serpenteante. Su cuerpo es de colores cambiantes e inimaginables Recubren este cuerpo unas plumas peludas y olorosas.
El Wagul dorado de Balbak tiene tres bocas en su única cabeza, tres bocas que relucen unos dientes negros y acuosos que se mueven como heisers por los agujeros de las encías.
Su imponente cabeza esta coronada por cristales de diversas formas y tamaños que reflejan la luz en forma especular.
El Wagul dorado de Balbalk, tiene un ojo de fuego en la mitad de su cara que lanza bolas de amor azul y deprimente. A cada costado de su ojo de fuego tiene una membrana de forma circular; a la vista relucen como el mármol pero al tacto se sienten como un colador.
A cada costado de su cabeza tiene un hocico de lobo sin boca, sin pelos, con piel de pollo retorcida.
El Wagul dorado de Balbak tiene un solo miembro, en su espalda, alargado y viscoso, sin ninguna articulación, con una enorme y rugosa ventosa en su punta.
La parte inferior de su cuerpo tiene una especie de poros que largan aire húmedo a grandes presiones, esto hace que su cuerpo quede elevado unos centímetros del piso. A los costados y más cerca de la parte trasera que de la delantera tiene dos enormes púas de marfil rojo que en sus puntas tiene muchas espinas pequeñas.
El final de su cuerpo es truco, abrupto, como si antes hubiera tenido una cola que haya sido cortada, pero lo cierto es que no la tiene y nunca la tubo. En el centro de su parte trasera hay un orificio que se abre y se cierra lanzando fluidos asquerosos; repugnantes; viscosos, gaseosos, fluidos de muerte.
El Wagul dorado de Balbak, nadie sabe porque es dorado, si la criatura en sí, de dorado, no tiene nada. Hay sin embargo una pista clave en su nombre. Ya que ese es el color del que lo ven los hombres. Para un humano esta criatura es más blanda que el hierro, pero más dura que la plastilina de moldear. Es valiosa y brillante y se puede encontrar en su estado puro y natural en los ríos no en el mar. Un valioso mineral, un pedrusco sin igual, mejor dicho un precioso metal. Por el que muchos se mataron y mataran. Algunos para simplificar, oro lo llamaran.”

Anuncios

cuanto mas conozco a mis colegas, mas quiero a mi perro

lo importante es no darse por vencido…

La frase que puede tildarse de fuerte, es una especie de plagio o deformación, atribuida al controvertido poeta Lord Byron. Otros asignan la autoría al poeta clásico Diógenes de Sinope, incluso a Madame de Staël.

Como este no es un tratado de literatura, ni pretendo transformarme en experto en el tema, el asunto que me importa, es el uso que uno da de las cosas.

Así que solamente compartir la frase. Los sentimientos que pueden provocarla y lo que ella pueda o no generar en ustedes forma parte de la reflexión que haremos para adentro.

Afortunadamente los desafíos colectivos que emprenderemos,  nos alejarán de decir con un fuerte deseo antisocial, por ahora (frase tambien de L. Byron):

  Sólo salgo para renovar la necesidad de estar solo

   PD1: es que mi perro es muy fiel.

PD2: ¿será que me gusta el campo uruguayo y la Patagonia por lo desolados que pueden ser sus paisajes?